Tarjeta Conectar

Una propuesta de la Unión Argentina de Proveedores de Internet

Mucho se ha discutido y se discute sobre qué subsidios son útiles y cuáles no.

No hay duda alguna que todos compartimos el objetivo común de que el acceso a internet debe ser universal, irrestricto y estar al alcance de todos los argentinos.

Hay argentinos que pueden pagar un abono de internet sin problemas, porque representan una porción mínima de sus ingresos. Pero hay muchos otros para los que un abono de internet representa una porción mayor de sus ingresos.

A ellos, a los que el peso relativo del pago de un abono les significa un mayor esfuerzo, es justo que el estado los asista con subsidios útiles y que cumplan realmente la función que el estado espera y desea al otorgarlos.

Paralelamente, desde UAPI, rechazamos el congelamiento de los precios de internet como un mecanismo válido para hacer más universal el servicio. Por el contrario sostenemos que al congelar precios el efecto será exactamente el contrario: trabajando con costos dolarizados e ingresos en pesos fijos las pymes TIC no solo no podremos seguir invirtiendo para llevar el servicio allí donde las grandes empresas no lo hacen, sino lo que es peor, muchas desapareceremos porque no podremos trabajar a pérdida.

Las pymes TIC, a diferencia de las grandes, tenemos costos asimétricos mucho mayores que las grandes empresas, al mismo tiempo que no tenemos fuentes de financiación ni locales ni del exterior a tasas viables.

Para poder lograr un círculo virtuoso que entienda la realidad no solo de la industria TIC pyme de la Argentina sino también de los miles de argentinos que tienen derecho a poder acceder a un servicio de internet de calidad a precios razonables es necesario repensar nuevos mecanismos para lograr los objetivos de una manera conveniente para todos los involucrados.

Que el beneficio de unos no sea a costa del quebranto de otros.

Que el beneficio de los usuarios no sea a costa de la desaparición de pequeñas empresas TIC, porque a la larga también los usuarios pierden. 

Cuando una empresa TIC desaparece, el usuario pierde la posibilidad de conectarse, o en el mejor de los casos de poder elegir con quien conectarse.

Por ello desde UAPI proponemos un sistema novedoso: la Tarjeta Conectar

Mediante esta tarjeta, el estado le otorga mensualmente un crédito mediante tarjeta (mecanismo similar a tarjeta Alimentar) a todos aquellos beneficiarios para que con él puedan pagar una porción sustancial de un abono de internet, en el proveedor que los mismos usuarios elijan: nadie mejor que ellos para saber qué proveedor de internet les da mejor servicio al mejor precio en su ciudad, pueblo o localidad del interior.

Una vez que el beneficiario del crédito en su tarjeta Conectar elige su proveedor de internet, paga con la misma en todo o en parte su abono elegido. 

La tarjeta Conectar solo podría ser utilizada como medio de pago a proveedores de internet.

El pequeño proveedor de internet está obligado a tomar como parte de pago dicho crédito, sin descuentos, con el que podrá contar con un crédito fiscal para pagar impuestos que adeude al estado(IVA, aportes patronales, contribuciones, tasas Enacom, etc), o pagar costos de ancho de banda mayorista (carriers) o cobrarlo al estado por algún mecanismo que se implemente.

El Fondo de Servicio Universal, que hoy acumula más de once mil millones de pesos sin uso aparente, puede ser una fuente de financiación directa para la tarjeta Conectar, y ni siquiera el estado debería asignar más presupuesto.

Con este sistema que desde UAPI proponemos, habrá más pymes TIC compitiendo por ganar la aprobación de los usuarios, y como ya sabemos: a mayor competencia habrá más bajos precios para todos y todas.

En vez de condenar a las pymes TIC a su cierre definitivo, se las estará apoyando para saber lo que mejor saben hacer: conectar a cada día más gente, más lejos, a un mejor precio.

Y con este sistema virtuoso más y más usuarios que verdaderamente lo necesiten podrán acceder a internet a un precio sensiblemente más bajo, en toda la República Argentina.

La simpleza de la idea es su propia fortaleza.

Solicitamos por ello al ENACOM evalúe seriamente la posibilidad del sistema que aquí humildemente, venimos a proponer en beneficio de todos.

UNIÓN ARGENTINA DE PROVEEDORES DE INTERNET

(*) La Unión Argentina de Proveedores de Internet, fundada en 2019, nuclea a pequeños proveedores del interior del país que brindan conectividad de datos y servicio de acceso a internet en toda la extensión de la República Argentina, en especial en ciudades del interior, pueblos, parajes y zonas donde las grandes empresas de telecomunicaciones suelen no atender de manera eficaz.

Nuestra cámara, integrada por más de 300 Licenciatarios TIC registrados en ENACOM que operan a través de la Licencia Única de Servicios de Telecomunicaciones en todo el ámbito de la República Argentina, dan cobertura plena en más de 1000 localidades del interior del país, empleo directo a miles de trabajadores, y conectividad a más de 300.000 familias, siendo un dinamizador de las economías regionales además de cumplir cabalmente con su objetivo de hacer universalmente accesible el servicio de internet en cada rincón de Argentina para que cada argentino tenga la posibilidad de estar conectado.

Nuestros integrantes tienen por filosofía llevar internet ahí donde el servicio no llega a través de un trato directo con los usuarios, como objetivo brindar banda ancha de alta calidad a precios accesibles y como misión reducir la brecha digital del interior postergado.